¿Por qué cada vez más personas recurren al blindaje automotriz en México?

 En blog

El país entero ha sido azotado en la última década por una ola de asaltos, secuestros, robos y demás delitos a la población en general, sin embargo, el sector de los automovilistas es uno de los principales que ha visto incrementado en gran medida estos riesgos o peligros, especialmente aquellas personas que tienen altos cargos en empresas y una posición económica privilegiada. El sector del blindaje automotriz ha crecido de forma exponencial en los últimos años, en particular en este 2017 se ha blindado una gran cantidad de vehículos y las cifras se encuentran en crecimiento constante.

Las estadísticas de nuestro país en este rubro han revelado que, ocho de cada diez vehículos blindados en México, son camionetas de marcas como Suburban, Tahoe, Cherokee, Mercedes Benz, BMW y Audi, ya que son unidades muy atractivas para la delincuencia. Así mismo en este último año 2017, el robo de mercancía durante el tránsito ha aumentado casi un 150% en el caso de los vehículos de transporte de carga, por lo que las cifras de blindaje van en franco aumento, tanto para autos particulares, como para empresas que manejan flotillas de camiones.

Los dueños de este tipo de vehículos reforzados ven en el blindaje la diferencia para salvaguardar su vida e integridad física y mental ante un asalto a mano armada, ya que no llevar este tipo de protección puede ocasionarles la muerte. Hace algunos años los vehículos blindados eran casi exclusivamente para aquellos que se encargaban del traslado de valores, en las estaciones de policía se utilizaban para transportar a los reos en estrategias antimotines, evitando que pudieran escapar por sus propios medios o por la ayuda de sus cómplices.

Hoy en día podemos encontrar todo tipo de vehículos blindados, que transportan a personajes públicos como cantantes o actores, pero también a políticos, empresarios y sus familiares, entre muchas otras personas; además del blindaje suelen utilizarse otros sistemas para cuidar la seguridad de las personas o valores que se trasladan, como equipos de geo localización satelital GPS, custodias físicas, entre otros, que protegen a los vehículos blindados que transportan miles de millones de pesos en abarrotes, equipos electrónicos, electrodomésticos, dinero en efectivo, entre otros materiales de alto valor.

Las diferentes necesidades del sector de transporte han orillado a los dueños a recurrir a los sistemas de blindaje con el objetivo de proteger la vida del operador, de sus pasajeros o de los valores que se transportan, incluso algunas aseguradoras exigen que haya un sistema de blindaje especialmente cuando el caso lo amerite.

Para empresarios con este tipo de necesidades, los especialistas en blindaje automotriz como B-SAFE contamos con materiales y productos, para ofrecerles diferentes niveles de blindaje a todo tipo de unidades; dichos materiales son fabricados con la más reciente tecnología, como los paneles de fibras arámidas sintéticas, los cuales cuentan con características importantes para esta industria una de las principales es reducir en un 25 a un 30% el peso del blindaje, que por varios años se ha difundido como el principal inconveniente de este proceso, pues el exceso en el peso puede ocasionar que el vehículo consuma más combustible, ya que se requiere un mayor esfuerzo en el motor, pero también revisiones más frecuentes de los sistemas de suspensión y de frenado. Sin embargo, B-SAFE también tiene las opines para solucionar este tipo de situaciones y dar a usted la tranquilidad de que su unidad será segura.

Existen cinco niveles de blindaje en México, aunque todos ellos conllevan el mismo proceso, pues se requiere “desvestir” el interior del automóvil por completo pues se retirarán asientos, sistemas eléctricos y accesorios, e instalar blindaje en cada una de las partes clave del auto para evitar la introducción de balas o proyectiles al interior del mismo. Las llantas se vuelven runflat, con un aro interno, ya que el peso del vehículo puede aumentar hasta 500 kilogramos o más, y se requiere transformar a las llantas, para que puedan soportar el peso adicional del vehículo.

Este proceso es largo, pero de gran valor en estos tiempos actuales, donde el incremento de la delincuencia, del crimen organizado y de la violencia en general, que ha llegado a alcanzar incluso a los jóvenes del medio del espectáculo, a gobernadores, empresarios o presidentes municipales; de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, INEGI, al menos una de cada cuatro personas de más de 18 años, y de provincia, ha sido víctima de la delincuencia, mientras que el número aumenta a uno de cada tres individuos en la Ciudad de México, es decir que la tercera parte de la población de la zona metropolitana ha sido víctima de algún tipo de crimen. Es por esto que cada vez se busca con mayor frecuencia el blindaje automotriz.

Los niveles de blindaje se clasifican con base en la resistencia del material utilizado ante los distintos tipos de proyectiles o de armas que se podrían utilizar. El blindaje de los niveles II y III son los recomendados para protegerse de ataques realizados con armas conocidas como cortas, tales como revólveres, escuadras, subametralladoras o de calibres similares o menores; este tipo de blindaje se considera para las personas y vehículos que suelen trasladarse por la ciudad, ya que con base en las estadísticas disponibles en México y el mundo, estas son las armas que generalmente usan los delincuentes en las ciudades.

El blindaje de nivel IV se considera de alta protección, ya que además de resistir los asaltos a mano armada con las armas anteriormente mencionadas, cubre a las armas largas como rifles y escopetas, las cuales son el tipo de armas que se utilizan con mayor frecuencia por el crimen organizado.

El blindaje de nivel V ofrece la seguridad anti-atentado, ya que protege contra las armas automáticas largas, tales como los como fusiles de alto poder, mientras que el blindaje nivel VI es de máxima protección, diseñado para proteger contra fusiles con munición perforante, que son utilizados en los atentados terroristas o en muchos intentos de secuestro; estos dos últimos niveles son los más resistentes, ya que pueden detener proyectiles de largo alcance y gran potencia, además de cubrir el ataque con las armas de niveles más bajos.

Sin importar el nivel de blindaje que se requiera, en B-SAFE ofrecemos vidrios con perfecta visibilidad y el mínimo de distorsión, lo que es de gran utilidad para el chofer u operador, así como una amplia gama de tonalidades que se pueden elegir con base en los gustos, preferencias y necesidades de cada uno de nuestros clientes.

Hoy en día, los delitos más frecuentes en México son los robos y asaltos, que son cometidos por delincuentes comunes, quienes utilizan las armas de menor costo económico, menor potencia y que además son las más fáciles de conseguir; prácticamente cualquier persona se encuentra en riesgo de ser víctima de un asalto, para estos casos recomienda los niveles de blindaje II y III, que son ideales para proteger del robo común a mano armada.

En el caso de las personas de más alto perfil, como grandes empresarios e incluso sus familiares, quienes suelen ser vigilados y seguidos para conocer sus rutinas diarias y planear los mejores momentos para organizar un secuestro o un atentado con armas de más alto poder, pueden verse entorpecidas las acciones del crimen organizado con un blindaje de nivel IV o incluso del V.

Las operaciones militares, el traslado de valores o de materiales de gran valor se ven beneficiadas con el blindaje nivel VI, ya que permite combatir el terrorismo con la mejor protección contra las armas más poderosas que se utilizan en estos casos.

El nivel de blindaje que más se utiliza en México, en grandes ciudades como Guadalajara, Distrito Federal o Monterrey, es el III, ya que los delitos que con mayor frecuencia se presentan en estas ciudades son los robos y los asaltos. Este nivel de blindaje va a depender del nivel real de riesgo de la persona o del tipo de transporte a realizar, por lo que se recomienda considerar a fondo los beneficios de cada sistema de blindaje y los beneficios que puede dejar su uso.

En B-SAFE contamos con el servicio de blindaje automotriz, el cual se rige bajo las normas oficiales del sector, cumpliendo al máximo con los requisitos y normas de seguridad, por lo que ofrecemos sistemas de alta protección, con una efectividad del 100% y el uso de materiales balísticos como los paneles de fibras arámidas o sintéticas, que son resistentes al fuego y a los impactos, por lo que el vehículo se vuelve prácticamente indestructible.

Además de esta tecnología, ponemos a disposición de nuestros clientes el Acero Ramor® el cual es de fabricación sueca y es posible encontrarlo en diferentes calibres, y su uso es muy valorado en la industria del blindaje ya que este material ofrece una mayor dureza y resistencia balística en los lugares donde se instala. Por otro lado, los vidrios blindados que en B-SAFE les ofrecemos a cada uno de nuestros clientes son de alta tecnología AGP (American Glass Product) que se pueden encontrar en diferentes espesores, de acuerdo con el nivel de blindaje y reforzados con una película de policarbonato, que es un material termoplástico resistente, flexible y transparente, que puede realzar la belleza de un vehículo, a la par que le otorga la mayor resistencia y protección ante un posible ataque balístico.

Siga navegando en nuestra página web y conozca todas las soluciones que tenemos para su caso.

 

Recent Posts

Deja un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.